El intendente de San Miguel nos muestra y explica su exitoso Plan Local de Seguridad

delatorre seguridad

El Dr. De La Torre y Max Perkins en el Centro de Control de San Miguel.

El día viernes fuimos recibidos por el Dr. Joaquín De La Torre, intendente de San Miguel, Prov. de Buenos Aires, con quien en una extensa reunión de trabajo de casi dos horas nos explicó con gran lujo de detalles su Plan Local de Seguridad, implementado desde hace 7 años y el cual le ha significado un gran éxito en su distrito.

Acompañado por su Secretario de Seguridad, el Dr. Max Perkins, no sólo respondieron todas nuestras inquietudes sino que además nos proporcionaron documentación y datos específicos de su accionar.

«La gente quiere vivir segura, y políticamente el Intendente es el primero que tiene que atender esa demanda. Uno no puede tirar para arriba el tema. Cuando salgo a la calle y pregunto, todos me dicen que vivir seguros es lo que quieren. Bueno, por eso creamos un plan de seguridad local que incluyó la creación de una Policía Municipal, y tuvimos un gran éxito» dice introduciéndonos en tema el Dr. De La Torre.

«La policía provincial siempre fue en los últimos 150 años la única institución de seguridad que manejaba el tema. La información de lo que pasaba en las calles de mi distrito pasaba únicamente por sus manos y sólo unos pocos comisarios sabían lo que realmente pasaba. Yo como intendente nunca podía tener la información completa, y eso se prestaba a un montón de cosas». «Decidí que había que crear un plan de seguridad local, con una Secretaría de Seguridad, y asignarle un presupuesto importante. Hoy el 12% del presupuesto de mi municipio se destina exclusivamente a ese Plan de Seguridad, esto es aproximadamente unos 120 millones de pesos al año. Es verdad que con esa plata se podrían asfaltar mas calles o hacer más obras de las que hacemos, pero la gente prefiere más seguridad antes que más calles».

«Lo primero que hicimos fue crear una Policía Municipal, que trabaja en conjunto con la policía bonaerense. Tomamos gente experimentada, en general retirada de otras fuerzas, e hicimos un estricto control de ingreso, donde evaluamos todas las aptitudes físicas, socio ambientales y psicológicas de los aspirantes. Somos muy estrictos en eso y tenemos tolerancia cero con aspectos clave de los recursos humanos en los que sabemos que no se puede fallar. La corrupción interna es severamente castigada y se desafecta de inmediato al integrante que se detecta en prácticas ilegales». «Al agente de nuestra policía municipal le damos permanente instrucción, y hacemos sentir que su tarea es importante. Cada 3 meses condecoramos a los policías de mejor desempeño, y ningún sueldo baja de los 9000 pesos».

«Con el tiempo fuimos incorporando toda la tecnología disponible. Hoy tenemos cerca de 300 cámaras desplegadas, conectadas con una red propia de fibra óptica, que mantenemos funcionando con personal propio permanentemente. Si una cámara se rompe, la arreglamos al día siguiente como mucho. En el centro de control de operaciones, que está en la Municipalidad, hay permanentemente entre 15 y 20 personas las 24 horas ejerciendo sus funciones de control de cámaras, atención del 911, derivación a los agentes en la calle, y todos siguen un protocolo prestablecido de funcionamiento. Nada es improvisado.»

«Muchas veces es la misma policía de la provincia la que nos pide colaboración para su accionar, para operativos conjuntos o para por ejemplo usar nuestro sistema de comunicación, que al ser encriptado mantiene en secreto estos operativos. La radio abierta que normalmente usa la policía provincial en realidad la escuchan los delincuentes, con lo cual siempre están un paso adelante. Con las comunicaciones secretas de nuestra policía municipal ese problema se terminó.»

«Todo esto se suma a un parque importante de patrulleros propios, 35 en total de los que 25 están permanentemente circulando. Todos tienen equipos de comunicación encriptada que los delincuentes no pueden escuchar y por supuesto hay un centro de control de operaciones que recibe los llamados al 911».

maxperkins
El Secretario de Seguridad Max Perkins en el Centro de Control de San Miguel.

«En los últimos 4 años en los distritos vecinos el delito subió en un 44%. En San Miguel bajó un 33%. Los resultados están a la vista. San Miguel tiene 310.000 habitantes y un area de 52 kms cuadrados que cubrir.»

«Nosotros lo que logramos es que la gente de verdad se sienta más segura, no hay vecino que no esté agradecido por lo que hacemos en materia de seguridad. No sé si eso se traducirá en votos o no, pero yo como Intendente soy el primero que me hice cargo del tema. Si gobierno la ciudad, soy el primero que me tengo que hacer cargo de lo que la gente necesita. Lo fácil era pasar el problema a otros, pero no era lo que correspondía.»

Junto al Dr. De La Torre, su Secretario de Seguridad Max Perkins nos ilustró con alto nivel de detalle todo lo que viene haciendo en su cartera, y podemos asegurar que a la luz de los hechos realmente en Concordia estamos muy lejos de tener una gestión local de seguridad de ese nivel. Pero todo eso es una cuestión de decisión y voluntad política. Va siendo hora de que la clase política local tome nota de este reclamo de la gente, que cada día es mayor, y el avance del delito es ininterrumpido, para que tengamos un Plan Local contra la Inseguridad, dotado de recursos humanos, tecnológicos y presupuestarios acordes al cometido.